5 ideas de desayunos originales

19/06/2017

El desayuno es una de las comidas más importantes que se realizan a lo largo del día,  pero no vale cualquier cosa para conseguir que nuestro desayuno sea equilibrado. En el post de hoy te contamos los beneficios que se obtienen al realizar esta comida cada mañana, qué alimentos debe incluir y, también… ¿quieres descubrir 5 ideas de desayunos originales con los que empezar el día? ¡No dejes de leer!

La importancia de desayunar

La propia palabra “desayunar” ya nos da una pista sobre uno de los motivos por los que es importante realizar esta comida durante la primera hora después de despertar. Y es que, si la analizamos, “des-ayunar” significa “romper con el ayuno al que ha estado sometido el cuerpo durante las horas en las que ha estado descansando.

¿Por qué es importante romper con el ayuno?

Nuestro cuerpo necesita energía para arrancar el día. Sin energía, al poco de despertar, se activarán mecanismos con los que conseguirla y, aunque erróneamente existe la creencia de que saltándonos el desayuno “perdemos peso”, lo cierto es que está demostrado que no es así. La razón es que el cuerpo necesita esa energía y la va a conseguir como sea.

Si no desayunamos a primera hora, esto nos va a llevar a ingerir alimentos más calóricos o en mayor cantidad a mitad de la mañana con tal de abastecer el cuerpo de esa energía de la que le hemos privado. Además, realizar una ingesta de buena mañana nos ayuda a repartir el aporte energético a lo largo del día, de manera que evitamos llegar con hambre excesiva al resto de comidas y nuestro cuerpo obtiene energía de manera más progresiva.

¿De qué se compone un desayuno equilibrado?

Del total de calorías, es decir, del total de energía que aportamos al cuerpo a través de los alimentos, el desayuno debería representar entorno al 20-25% de éstas. Se recomienda dividirlo en dos tomas, mañana y media mañana, de manera que obtenemos energía de manera progresiva, y evitamos llegar a la hora de comer con un hambre voraz. Como ya comentamos en el artículo sobre planificación de menús semanales, los alimentos que deberíamos incluir en el desayuno son:

  • Cereales como el pan, muesli, copos de avena, etc., que nos aportarán hidratos de carbono de absorción lenta.
  • Algún alimento lácteo como la leche, el queso o el yogur. Éstos nos aportan calcio, vitamina D y proteínas de alto valor biológico, es decir, proteínas de buena calidad.
  • Fruta, que nos aporta fibra, vitaminas y minerales, así como antioxidantes y otros nutrientes.

Y con estos alimentos, componer un desayuno equilibrado es fácil y ¡delicioso! Además, se puede incluir una bebida como el té, una infusión o un café, así como otros alimentos, por ejemplo, el pavo, el jamón serrano, el jamón dulce, el aguacate, el tomate, etc., te permiten preparar diferentes bocadillos originales y variados a lo largo de la semana.

¡Vamos a ver algunas recetas de desayunos originales con las que tus mañanas serán más alegres y energéticas!

Fórmulas de desayunos

  1. Desayuno de cuchara: Porridge de avena con fruta fresca

  • Café o té con leche
  • 30g de copos de avena finos
  • Fruta fresca cortada
  • Frutos secos, semillas, canela, cacao…

En un cazo, mezcla los copos de avena con un poco de agua y cuécelo 3 minutos hasta que estén blandos. Cuando se haya enfriado, pásalo a un bol, añade la fruta fresca y decora con semillas, canela o cacao. Los frutos secos y las semillas, además de aportar color, darán un toque crujiente que combina a la perfección con la suavidad de la avena. Acompaña este delicioso desayuno con café o con una de tus infusiones preferidas. ¡Y buenos días!

  1. Desayuno de tenedor: pan de cereales con queso, aguacate y semillas

    pan de cereales con aguacate

  • Café o té verde a la menta con leche desnatada
  • 2 rebanadas tostadas de pan de semillas
  • 60g queso fresco o 2 cucharadas de queso de untar
  • ½ aguacate
  • Semillas de chía, sésamo o lino

Trocea en lonchas medio aguacate. Añade un poquito de aceite de oliva a las dos rebanadas de pan de semillas, previamente tostadas. Si optas por el queso fresco, coloca unas lonchas sobre el pan, o unta las tostadas con queso crema. Añade el aguacate, y espolvorea un poco de semillas por encima. acompaña estos deliciosos bocados con un rico café o té verde a la menta con leche desnatada. ¡Riquísimo!

  1. Desayuno clásico con galletas

  • Café o té con leche desnatada
  • 12 cerezas
  • 40g de galletas integrales

Para esta fórmula clásica, debemos procurar escoger unas galletas bajas en azúcar e integrales, para que no rompan con el equilibrio del desayuno. Acompáñalas con un café o té con leche y unas sabrosas cerezas. ¡Muy fácil!

  1. Desayuno dulce y diferente: tostada con crema de cacahuete y plátano

    tostada con crema de cacahuete y plátano

  • Café o té con leche
  • 30g de pan tostado
  • 1 cucharada de crema de cacahuete
  • 1 plátano

Esta mezcla es deliciosa y muy sencilla de realizar. Primero, tuesta el pan y, mientras tanto, trocea el plátano. Una vez tostado el pan, extiende una capa fina de crema de cacahuete y esparce las rodajas de plátano por encima. Prepárate tu café o té con leche para acompañar esta combinación, ¡y buen provecho!

  1. Desayuno rápido bocadillo:

  • Café o té con leche desnatada
  • 1 bollito de pan integral
  • Pechuga de pavo, jamón, queso…
  • Zumo de naranja

Prepárate un bocadillito de pan integral (ponle tomate, rúcula o lechuga y un poco de aceite para hacerlo más jugoso) con pechuga de pavo u otro ingrediente de tu agrado. Acompáñalo con un zumo de naranja recién exprimido. Para finalizar y dar la bienvenida a este nuevo día, disfruta de un delicioso café o té con leche desnatada. Este desayuno es ideal si no tienes tiempo y necesitas tomar algo fuera de casa. ¡A por todas!

Anímate a probar estas combinaciones de desayuno o usa tu imaginación para preparar otras originales y sabrosos. ¡Empieza el día con energía y alegría!

Échale un vistazo