Cocina rápida y fácil para personas activas

12/06/2017

Nuestra sociedad avanza y cambia, y con ella nuestro estilo de vida. Muchos estamos tenemos un ritmo de vida rápido, moviéndonos de aquí para allá: trabajamos, estudiamos, vamos a clases de teatro, de yoga, hacemos deporte, etc. Si eres una persona activa, tal vez notes que te falta un poco de tiempo para comprar y cocinar. Pero, ¿es posible preparase un desayuno, una comida, una merienda o una cena rápida, que además sea equilibrada? ¡Por supuesto! En este post te enseñaremos diferentes ideas de cocina rápida y nutritiva para que compagines tu estilo de vida activo con una buena alimentación, ¡sigue leyendo!

5 trucos para combinar un estilo de vida activo con una alimentación equilibrada

  1. ¡Planifícate! Es muy recomendable planificar la dieta semanal con antelación, hacer una lista de ingredientes y comprarlos todos de una sola vez. De esta manera, cuando entremos en la cocina sabremos qué es lo que vamos a preparar y no perderemos tiempo pensando qué es lo que podemos cocinar, pues muchas veces, no saber qué cocinar puede resultar una vía fácil para picar cualquier cosa. Consulta nuestro artículo Cómo planificar tu menú semanal para aprender todos los trucos.
  2. ¡Escoge alimentos nutricionalmente óptimos para realizar la lista de la compra! Introduce de manera diaria verduras y hortalizas, combínalas con pescados, carnes y huevos de manera altera e incluye, también, cereales como la quínoa, la avena, la pasta o el arroz, potenciando sus formas integrales. ¡Y no olvides las legumbres!
  3. ¡Cocina al microondas! Sí, has oído bien. Si bien hace unos años, únicamente se concebía para calentar líquidos y platos precocinados, actualmente, el microondas puede servirte para mucho más. Los alimentos que mejor se cocinan en el microondas son las pechugas de pollo y los pescados, que puedes envolverlos en papel de horno o en “papillote”. Asimismo, puedes cocinar hortalizas, huevos e incluso arroz. ¿Sabías que muchos postres quedan genial al microondas? Para optimizar más el este método de cocción, puedes recurrir a moldes de silicona especialmente diseñados con este fin, en los que se puede cocinar prácticamente de todo.
  4. Reserva un tiempo el fin de semana para cocinar. Durante los días laborables es más complicado encontrar tiempo para ponerse el delantal, por eso, una buena opción es invertir un rato del fin de semana a preparar las comidas de la semana, y después, guardarlas en la nevera o el congelador, dependiendo de cuándo los vayamos a consumir.
  5. Comer fuera de casa no está reñido con una alimentación equilibrada, como te explicamos en el artículo Comer fuera de casa también puede ser saludable. Si hay días que comes fuera de casa, puedes dejar algunos tuppers listos el mismo fin de semana o la noche anterior. ¡Recuerda el método del plato! La mitad debería estar representado por verduras y hortalizas, un cuarto por alimentos ricos en proteínas (carnes, pescados, huevos, legumbres, etc.), y el cuarto restante debería estar compuestos por alimentos ricos en carbohidratos (bulgur, cuscús, arroz, patata, legumbres, quínoa, etc.).

Recetas rápidas y deliciosas

  • Smoothie rápido para desayunar. A veces, nos levantamos y no tenemos tiempo ni de desayunar, así que acabamos cogiendo lo primero que encontramos, o simplemente, nos saltamos esta comida. Por ello, te proponemos que pruebes a desayunar smoothies de fruta. ¡No necesitarás más de cinco minutos para su elaboración! Y no solo eso, sino que además de ser muy fáciles de preparar, están deliciosos. Solo tienes que escoger tus frutas preferidas, añadir agua o leche vegetal y mezclar durante 1 minuto. ¿Quieres un truquillo? ¡Añádele unos pocos copos de avena para aumentar la saciedad y su valor nutricional! Otro aspecto muy interesante a tener en cuenta, es guardar siempre diferentes frutas, cortadas y peladas, en tu congelador (los frutos rojos aguantan genial) para usar en tus smoothies, y que queden más refrescantes.
  • Ensalada de garbanzos y atún con vinagreta. Una opción rapidísima porque podemos usar garbanzos y atún en conserva, así que solo tenemos que enjuagar los garbanzos, añadir el atún y algunas hortalizas como tomate cherry y pepino. Por último, añadimos la vinagreta a nuestro gusto y… ¡tenemos un plato súper completo en menos de 10 minutos!
  • Pizza exprés. Para esta receta necesitaremos una tortita de maíz o trigo integral como base y luego ¡imaginación al poder! Podemos usar tomate natural con un poco de cebolla, jamón dulce y queso. Por último, cascamos un huevo encima de la pizza. Llevamos al horno, previamente precalentado, durante unos diez minutos y ¡listo! Verás que la yema de huevo se derretirá en la boca… ¡Irresistible!
  • Ensalada refrescante de aguacate, tomate y albahaca. No tiene más secreto que cortar el aguacate y el tomate, y espolvorear con un poco de albahaca. Puedes aliñarla con un poco de aceite de oliva virgen extra y zumo de limón que le dará un toque muy especial.
  • ¡Atrévete a probar algo nuevo para desayunar! ¿Conoces las semillas de chía? ¡Son unas semillas con gran interés nutricional! Una idea estupenda para usarlas es dejar un par de cucharadas grandes de semillas con un vaso de leche de coco (o tu leche preferida) y dejar reposar la mezcla durante toda la noche. Por la mañana, verás que tiene una consistencia gelatinosa, solo tienes que añadir tu fruta favorita y frutos secos, y tienes un desayuno súper original. Verás que la textura te sorprenderá mucho, pero ¡nunca está de más probar cosas nuevas!
  • Ensalada de patata con alcaparras y vinagreta de mostaza. Para esta ensalada sólo tenemos que hervir las patatas o hacerlas al microondas y, mientras se hacen, mezclamos unos brotes de berros con alcaparras y tomate. Por último, añadimos las patatas cortadas en dados, y la vinagreta de aceite, sal y un poco de mostaza. ¡Su sabor te sorprenderá!
  • ¿Ganas de postre? ¿Qué te parece una copa de yogur griego con mango y muesli? Muy rápido y sencillo de preparar, pero muy “resultón” y apetecible.

¡Pon en práctica estas claves y recetas, y disfruta de comer sano y fácil! Si necesitas más ideas, puedes descargarte tu menú semanal equilibrado y probar nuevos ejercicios en nuestra sección de actividad física.

Échale un vistazo