Conoce el método Pilates, entrenamiento y salud en una misma sesión

15/06/2017

Con la llegada de las buenas temperaturas solemos animarnos a practicar más ejercicio físico, e incluso probar nuevos deportes y disciplinas. Por eso, hoy queremos hablarte del método Pilates, una manera de unificar entrenamiento y salud en una misma sesión, ¿lo conoces? Si quieres saber más sobre esta actividad, ¡no dejes de leer!

¿Qué es el método Pilates?

El método Pilates es un sistema de preparación física que pretende trabajar desde la musculatura más interna hasta la más externa de nuestro cuerpo. Influenciado por el Yoga, entre otras disciplinas, esta actividad pretende unificar cuerpo y mente a la vez que se trabajan los diferentes músculos del cuerpo.

¿En qué consiste?

El método Pilates consiste en un conjunto de ejercicios lentos y controlados con movimientos paulatinos y suaves. Son ejercicios de tensión y estiramiento de las extremidades en los que el abdomen y el torso juegan un papel importante. De hecho, el centro de fuerza se concentra en el abdomen, la base de la espalda y los glúteos.

Actualmente existen diferentes tipos de Pilates, pero todos ellos se pueden clasificar en dos grandes grupos distintos: con máquinas, o bien, en el suelo con una esterilla. Además, hoy en día hay, también, una gran variedad de ejercicios y posturas que permiten realizar sesiones diferentes y adaptadas a las necesidades y la práctica de cada uno.

Beneficios para la salud de Pilates

Realizar ejercicio físico tiene muchos beneficios para la salud, desde aspectos físicos y del organismo, hasta psicológicos. Practicar Pilates, además, contribuye a la reeducación postural, es decir, a mejorar y corregir la postura. Los ejercicios que se practican en esta disciplina, requieren de una buena respiración, constante y pausada, así como concienciación de todos los movimientos que se realizan. Esto resulta muy positivo para centrar el pensamiento en ellos y despejar la mente, desconectando del ajetreo de nuestro día a día.

¿Te gustaría adentrarte en el mundo del Pilates, pero no sabes por dónde empezar? A continuación, te describimos algunos ejercicios fáciles para que practiques en tu casa, en el parque o ¡donde tú te sientas más cómodo!

3 Ejercicios del método Pilates

1. Ejercicio para fortalecer abdominales y glúteos

Para la realización de este ejercicio, siéntate sobre una esterilla con las piernas estiradas, con la espalda bien recta, los brazos al costado del cuerpo y las palmas hacia el suelo. Apretando el abdomen, eleva la cadera hasta formar una línea recta entre la cabeza y los tobillos. Repite este movimiento 30 segundos, sin olvidar la respiración. Cuando te sientas cómodo, realiza una elevación de cadera y, manteniéndote en esta posición, sube y baja una pierna, con la rodilla doblada acercándola a tu cadera. Repite el movimiento 20 veces con cada pierna. A continuación, estira la pierna y súbela y bájala, otra vez, 20 repeticiones por costado.

2. Ejercicio de piernas, glúteos y caderas

ejercicio pilates

Túmbate de costado sobre la esterilla, bien recto. Dobla ligeramente la pierna inferior sobre la esterilla y apoya la cabeza sobre tu mano, ligeramente elevada. Levanta la pierna superior y vuelve a bajarla, repitiendo este movimiento 15 veces. A continuación, tráela al frente y recupera la posición, 15 repeticiones también. Finalmente, unifica los dos movimientos anteriores: sube la pierna, bájala, tráela al frente y recupera la posición inicial, repitiendo el movimiento 20 veces. Cambia de costado y vuelve a empezar. ¡No olvides llevar una respiración constante!

3. Estiramiento de columna

ejercico pilates 2

Colócate en la esterilla bien recta, mirando al techo. Estira las manos a los costados del torso con las palmas hacia abajo. Eleva la cadera hacia el techo, con las piernas estiradas como si quisieras tocarlo con la punta de los dedos. Poco a poco, baja las piernas, separándolas ligeramente, por encima de tu cabeza y recupera la posición inicial, muy poco a poco. Repite este ejercicio, por lo menos, 15 veces y, mientras lo realices, una vez más, no olvides la importancia de mantener una respiración constante.

Tras la realización de cualquier tipo de ejercicio físico, es importante realizar ejercicios de estiramientos para relajar la musculatura que hemos trabajado durante la actividad. El Pilates no resulta una excepción, así que ¡no olvides estirar cuando acabes tu sesión!

Si te han gustado estos ejercicios, no dudes en añadir otros nuevos o apuntarte a sesiones grupales, el método Pilates no es solo una forma de entrenamiento para tonificar el cuerpo, sino que además es una manera de invertir tu tiempo en salud y desconectar la mente. ¡Disfruta del método Pilates!

Échale un vistazo