Dormir bien para entrenar mejor: la importancia del descanso para tu rendimiento

 26/07/2017

¿Sabías que la noche es nuestro momento reparador? ¿Qué un buen descanso es un factor determinante para nuestro rendimiento físico y mental? Dormir bien cada día es básico para levantarnos de buen humor y llenos de energía, pero si haces deporte, todavía es más importante para recargar las pilas y estar al 100%. ¿Te gustaría saber por qué el descanso es tan importante? ¡No dejes de leer!

¿Qué pasa mientras dormimos?

Todos sabemos la importancia de la actividad física, ¡pero cuidado!, también es imprescindible que nuestro cuerpo tenga tiempo para reparar los músculos y cargar las energías para afrontar el próximo entreno. ¿Y cuándo ocurre esto?  Pues sí, lo has adivinado: mientras duermes.

Mientras descansamos por las noches, nuestro cuerpo trabaja para reparar el daño provocado o el estrés que sufren nuestros tejidos (músculos, tendones…) a lo largo del día. Sin un tiempo adecuado de descanso, el riesgo de lesiones aumenta. Pero ¿sabías que es tan importante la cantidad de horas dormidas, como la calidad de las horas de sueño? Es fundamental dormir bien y tener un buen descanso por las noches

¿Cuántas horas deberíamos dormir?

Según los profesionales de la salud, se recomienda dormir alrededor de 8 horas diarias y hacerlo durante la noche. ¿Por qué durante la noche? Nuestro cuerpo se regula mediante lo que conocemos como reloj biológico, que está implicado en una serie de ritmos internos de 24 horas. Dentro de estos ritmos se da lo que conocemos como ciclo vigilia-sueño, que es cuando se dan las horas de máximo descanso del cuerpo.

El ciclo vigila-sueño está regulado por varios factores, y el más importante es la luz. La luz entra a través de la retina y estimula una hormona que nuestro cuerpo fábrica de forma natural llamada melatonina. La melatonina te ayuda a respetar el ciclo natural día-noche, sincronizar tu reloj interno y acorta el tiempo que tardas en conciliar el sueño. Aunque el cuerpo también puede acostumbrarse a dormir de día (hay mucha gente que trabaja de noche), nuestro cuerpo está “programado” para dormir de noche y estar despierto de día. Tal vez te estás preguntando si solo la luz del sol puede afectar a nuestro sueño… En realidad, la luz de un móvil o de una Tablet también puede interferir con este proceso natural, aunque solo suelen notarlo las personas a las que les cuesta dormir. ¿Eres tú una de ellas? Sigue leyendo…

¿Te cuesta dormir? Apunta estos trucos

¿Te pasas un buen rato dando vueltas en la cama antes de dormirte? Si te cuesta mucho conciliar el sueño por las noches te dejamos algunos consejos para que disfrutes de un buen descanso sin interrupciones:

1  

Cuida el entorno. La habitación en la que duermes debe estar ordenada y envuelta de un entorno cálido y de buenas energías. Un espacio sin luz a la hora de dormir, y libre de radiaciones electrónicas como teléfonos, ordenadores, Wifi, etc., contribuirá a proporcionarte un mayor descanso.

2 

Adapta tus horarios para hacer deporte. Después de entrenar, tu cuerpo está cansado, pero tu mente suele experimentar una sensación de energía. Si te cuesta dormir, intenta no hacer deporte por la noche o hacer actividades más relajantes, como por ejemplo algún tipo de yoga suave.

3 

Toma una infusión con plantas relajantes , una infusión calentita antes de dormir puede ayudarte a crear el ambiente idóneo para el descanso.

4 

Practica técnicas de meditación o de relajación. De esta manera, te acostarás con la mente despejada y relajada, esto contribuirá a disminuir el tiempo necesario para conciliar el sueño. Prueba con ejercicios de mindfulness o relajación antes de irte a la cama, ¡verás qué cambio!

5 

No comas justo antes de dormir. Las comidas por la noche deberían ser ligeras y realizarse al menos dos horas antes de acostarse. Muchas personas tienen dificultades para digerir alimentos por la noche así que no te acuestes con el estómago lleno ya que puede dificultar y aumentar el tiempo para conciliar el sueño.

6 

Evita grandes cantidades de cafeína al final de la tarde. Si eres sensibles a los efectos estimulantes de la cafeína, te recomendamos no consumir alimentos con cafeína como el café o la guaraná, entre otros.

7 

Procura no hacer siestas de más de media hora, así como hacerlas a última hora de la tarde, ya que luego tendrás menos sueño por la noche.

8 

Prepara cenas ligeras, para que una digestión pesada no interfiera en tu descanso. No hay nada peor que irse a la cama hinchado o con pesadez de estómago. Descárgate tu menú semanal y consulta en nuestro chat ideas de cenas ligeras.

9 

Puede ser muy recomendable, también, marcarse unos horarios fijos, especialmente entre semana, para acostarte y levantarte cada día a la misma hora. De esta manera, puedes ayudar a regular tu reloj interno y contribuir a un descanso de calidad.

10 

Evita usar la Tablet, el ordenador o el teléfono móvil antes de acostarte. La exposición al brillo de la pantalla durante 2 horas puede reducir la secreción de melatonina entorno a un 20%, por lo que lo ideal sería evitar su uso antes de dormir.

Y tú, ¿ya descansas los suficiente? Recuerda que un buen descanso nos ayuda a reponernos física y mentalmente y que es una parte más de tu entrenamiento. Sigue estos consejos y ¡disfruta del descanso que te mereces!

Échale un vistazo