¿Qué estilo de yoga se adapta a ti?

 19/07/2017

Como ya te contamos en el artículo “5 posturas de yoga para principiantes”, el yoga es una disciplina originaria de Asia que pretende conectar cuerpo y mente. Sus practicantes lo definen como un estilo de vida que se basa en el cuidado del cuerpo mediante la meditación y la respiración.

Hoy en día hay una gran variedad de modalidades de yoga, pero todas ellas tienen algunos objetivos y metodologías comunes: la búsqueda de la conexión de cuerpo, mente y alma, de la conexión con nuestro “yo superior” mediante la respiración y la realización de diferentes posturas (asanas), siendo conscientes de cada uno de nuestros movimientos. Con esta unión se pretende conseguir la autorrealización del ser.

Interesante, ¿verdad? Pero hasta llegar a ese nivel, hay que ir pasito a pasito y empezar a probar qué tipo de yoga es más adecuado para ti. ¿Te gustaría adentrarte un poco más en el mundo del yoga y descubrir qué estilo se adapta mejor a tus gustos? ¡No dejes de leer!


7 Estilos de yoga: ¡encuentra el tuyo!


Iyengar yoga

1.Hatha Yoga: un yoga físico

El hatha yoga es el más practicado y conocido a nivel mundial. Se basa fundamentalmente en la realización de diversas posturas, llamadas asanas. Postura del guerrero, media torsión hacia delante… ¿te suenan? Vimos algunas de ellas en el vídeo 3 posturas de Yoga para principiantes.

Todas las asanas se acompañan de respiraciones y meditación, y a partir de esta modalidad nace una gran variedad de tipos de yoga distintos, algunos más dinámicos como el Ashtanga y otros más pausados como el Iyengar.

2.Ashtanga Yoga: un estilo dinámico

El ashtanga yoga es una de las modalidades más populares de esta disciplina. Se basa en la realización de posturas específicas, pero de manera continuada, fluida y consistente, en que podríamos diferenciar: posturas de saludo al sol para empezar, posturas típicas de este estilo de yoga según el conocimiento y la práctica del grupo, estiramientos de espalda y ejercicios de clausura.

Se trata de una modalidad dinámica que encadena las diferentes asanas una con otra, tomando consciencia de la sincronización entre la respiración y los movimientos.

3.Iyengar yoga: el yoga del control postural

El Iyengar yoga se caracteriza por centrarse en un objetivo: la alineación del cuerpo. Consiste en realizar y mantener un tiempo las asanas prestando atención a todo tipo de detalle, conociendo los límites del cuerpo y teniendo un control estricto de la columna, los hombros, la cadera y los pies en cada una de las diferentes posturas para mantener la alineación.

Además, se utilizan soportes como cintas y bloques de madera para adaptarse al máximo a las necesidades del alumno y ayudarle a realizar las asanas correctamente. Los profesionales de esta modalidad de yoga aseguran que una práctica regular de Iyengar Yoga puede contribuir a corregir y mantener la postura corporal, así como a tonificar y aumentar la flexibilidad de los músculos y tener una mente tranquila.

4.Kundalini Yoga: para los más espirituales

El Kundalini Yoga es una modalidad espiritual y devocional. Mientras que las anteriores se basan en las posturas, combinándolas con respiración y meditación, en este caso es a la inversa: aunque se realizan posturas y ejercicios, el kundalini se centra especialmente en la respiración, los cantos o los mantras, para mover la energía concentrada en los chakras o puntos energéticos del cuerpo.

Para las sesiones de kundalini yoga, a veces los practicantes visten de color blanco al asociarlo con el color de la luz y la espiritualidad.


 Nuevas tendencias para una tradición milenaria


acroyoga

 

El yoga, a pesar de ser una disciplina milenaria, tiene una gran variedad de modalidades y, actualmente, existen algunos tipos de yoga que son tendencia, ¿te gustaría conocer algunos? ¡Vamos a ello!

5.Bikram Yoga: efecto sauna

El Bikram Yoga es una modalidad que deriva del yoga tradicional creada por el maestro yogui Bikram Choudhury. Se caracteriza por practicarse en una habitación climatizada a una temperatura de aproximadamente 40ºC.

Durante 90 minutos, se realizan 26 posturas y 2 ejercicios de respiración (uno antes de empezar y el otro al finalizar) en unas características del entorno que requieren una gran destreza mental debido a las altas temperaturas.

6.Aeroyoga: sólo para atrevidos

 El aeroyoga consiste en la realización de asanas en suspensión, es decir, sobre un soporte que cuelga del techo y sin tocar el suelo. Inspirado en diferentes disciplinas, siendo el yoga la más destacada, el aeroyoga se suele practicar en sesiones de 60 minutos en los que se trabaja la respiración y la corrección postural colgado en un columpio o unas cuerdas.

Además de este complemento, también se suelen añadir otros objetos como gomas elásticas, pesas o piedras calientes. ¡Es una de las tendencias para ponerte en forma que no puedes dejar de probar!

7.Acroyoga: para practicar en pareja

El acroyoga es una modalidad que fusiona diferentes aspectos del yoga, la acrobacia y las artes terapéuticas. En general se practica en parejas, aunque no tiene por qué limitarse los participantes a dos personas.

En la práctica de esta modalidad, generalmente hay dos figuras, una que sujeta y una que se eleva formando una asana, por lo que una de las dos personas no toca el suelo. La esencia de este tipo de yoga, además de la unión entre cuerpo y alma, es la conexión, la confianza y la unificación de las personas que lo practican, concienciándose de que nuestras acciones repercuten en los movimientos de otras personas.


Yoga: para todos y cada uno de nosotros


 

No hace falta estar en forma, tener una edad concreta ni ser especialmente espiritual para practicar yoga. Escoge un estilo de yoga que se adapte a tus preferencias y estilo de vida, y piensa que en todas las clases el profesor irá haciendo adaptaciones según los niveles de la clase. Con un buen instructor, puedes practicarlo incluso si tienes alguna lesión, ya que podrá adaptar los ejercicios a tus necesidades.

Además, el yoga puede practicarse en todas las etapas de la vida: muchos centros ofrecen la posibilidad de practicar yoga para embarazadas, para familias con niños y para personas de mayor edad. Ya ves que lo más difícil no es empezar, sino escoger una modalidad para iniciarte. ¡Solo necesitas encontrar el que más se adapte a ti!

Y tú, ¿a qué tipo de yoga te apuntas?

Recuerda que la actividad física es uno de los pilares para un estilo de vida saludable. Consulta otros vídeos que harán que te enganches a un estilo de vida activo aquí. ¡Hoy empieza tu cambio!

Échale un vistazo