Descansa con las mejores infusiones relajantes

 21/07/2017

Cuando paramos a tomarnos una infusión, a degustarla y compartirla con algún amigo o familiar, se convierte en un momento mágico de relajación: nos ayuda a desconectar del ajetreo del día a día y a conectar con nosotros mismos, así como con la persona con quien compartimos nuestra infusión, si es que queremos compartirla… Pero ¿sabías que muchos de sus ingredientes se han usado tradicionalmente con el fin de ayudarnos a relajarnos y descansar mejor? Si quieres saber más sobre las infusiones y la relajación, ¡este artículo es para ti!


3 Infusiones relajantes


Muchas son las infusiones que, entre sus ingredientes, alguno destaca por su uso tradicional como sustancia relajante: la tila, la manzanilla, la valeriana, la hierbaluisa, la pasiflora… ¡a continuación te presentamos algunas de ellas!

1.Hierbaluisa

infusiones relajantes hierbaluisaOriginaria de Chile y Argentina, la hierbaluisa es una planta de sabor agradable y olor cítrico. ¿Sabías que tradicionalmente ha sido utilizada como planta con efecto sedante del sistema nervioso y propiedades digestivas?

Para su uso medicinal se utilizan las flores y las hojas, que se dejan secar a la sombra para conservar sus propiedades. Los principios activos de esta planta son aceites esenciales, sesquiterpenos, flavonoides y sales minerales.

2.Tila

infusiones relajantes tilaLa tila es una planta muy conocida a nivel mundial, y un remedio tradicional en casos de nerviosismo. ¿Quién no se ha tomado una tila en un momento de nervios o estrés? Tradicionalmente se ha utilizado para aliviar desórdenes del sueño, nerviosismo y ansiedad, además de para tratar alteraciones digestivas. Sus efectos se relacionan a sus principios activos: aceite esencial, flavonoides y cumarina.

3.Pasiflora

infusiones relajantes pasiflora¿Conoces esta planta? Es de la misma familia que la planta del maracuyá o fruta de la pasión, y tiene una flor espectacular. Es originaria de América y tradicionalmente se ha utilizado como ingrediente para tratar el insomnio y el nerviosismo, alteraciones del sueño, etc.

Existe una gran variedad de plantas a las que tradicionalmente se las ha relacionado con la relajación a través de las infusiones. Pero no es la única manera de tomarse un respiro…

¡Hay muchas maneras de relajarse!

Si bien las infusiones pueden contribuir a nuestra relajación gracias a sus ingredientes, complementarlas con actividades relajantes como la meditación, el Yoga o el Mindfulness son una manera genial de desconectar. De hecho, no es extraño que al acabar una sesión de yoga se comparta una buena taza de té o infusión para ayudar a mantener el ambiente calmado.

¡Pero no son las únicas maneras de relajarse! Sin ir más lejos, actividades cotidianas como leer, la jardinería, hacer cosas que nos gustan o compartir nuestro tiempo libre con seres queridos es, sin duda, un gran método de relajación y desconexión. O tal vez prefieras hacer deporte y quemar energía con ejercicios de cardio o CrossFit… todo depende de la persona. Lo importante: ¡recuerda invertir unos minutos al día en ti!


¿Sólo tienes 10 minutos? Te proponemos un pequeño ejercicio…


Prepara una infusión y siéntate en un lugar tranquilo. Cierra los ojos, escucha el entorno que te rodea, aunque sea el rumor constante de la oficina o el ruido que se cuela por la ventana. Concéntrate en la respiración. Inspira y expira una y otra vez, de manera pausada y constante, y siente como el aire recorre tu cuerpo.

Tal vez puedas sentir el aroma de tu infusión, o el calor que desprende la taza. Toma conciencia de tu cuerpo. Empezando por el extremo superior de la cabeza, centra toda tu atención en este punto y tu respiración. Recorre mentalmente todo el cuerpo, de arriba abajo, hasta los extremos de los dedos del pie.

A continuación, poco a poco, vuelve a abrir los ojos y observa tu entorno. Dale un trago a tu infusión preferida, saboréala y disfrútala. Se trata de un ejercicio sencillo de relajación que puedes practicar en cualquier lugar, en cualquier momento. Si solo tienes 5 minutos, ¡también sirve! Lo importante es disfrutar de unos minutos para ti para verlo todo más claro al abrir los ojos. Fácil, ¿verdad?

Relajación, una ayuda para cualquier momento de nuestro día

La relajación ayuda a desconectar la mente, por lo que además de ayudarnos durante el día, también es de gran ayuda por la noche. Cuando dormimos, nuestros músculos, piel, mente… se relajan y el cuerpo aprovecha para reponer fuerzas. Por eso, nada funciona igual si no hemos dormido lo suficiente.


¿Te cuesta dormir por las noches?


Seguro que has oído que se recomienda dormir unas 8 horas cada día en adultos, pero ten en cuenta que no solo se trata de la cantidad: la calidad es también importante. Crear un ambiente relajado o una pequeña rutina de relax puede ayudarte a aprovechar mejor estas horas.

Si te despiertas cansado, o te desvelas varias veces por la noche, tal vez debas revisar tus rutinas y practicar algún ejercicio de relajación como el que te proponíamos más arriba. Invierte 5 minutos para realizar tu ejercicio de relajación cada noche, en un ambiente cálido y tranquilo, ¡seguro que notas la diferencia!

Y tú, ¿qué haces para relajarte y desconectar en tu día a día?

Échale un vistazo