Por qué deberías estar practicando Mindfulness

 05/07/2017

Actualmente, el ritmo de vida estresante que llevamos no siempre nos permite mimarnos como es debido, relajarnos y conseguir el bienestar personal deseado. Para contrarrestar esta tendencia de nuestro día a día existen diversas técnicas antiestrés y una de ellas es la que queremos presentarte en este artículo.

Se trata del mindfulness, una tendencia que llegó hará un par de años a nuestros oídos y ha conseguido quedarse. ¿Pero qué es el mindfulness exactamente? ¿Para qué sirve? ¿Qué beneficios te aporta? ¡Te desvelamos los secretos del mindfulness para que lo puedas poner en práctica!

¿Qué es el mindfulness y de dónde proviene?

El origen del mindfulness se encuentra en la meditación budista y con el paso de los años se ha hecho un hueco en Occidente gracias a la labor divulgadora del Dr. Jon Kabat-Zinn, entre otros investigadores. A pesar de su origen, no se considera para nada una práctica religiosa, por lo que lo puede practicar todo el mundo y, lo mejor: puedes ponerlo en práctica en cualquier momento en tu rutina cotidiana; mientras comes, estudias, o disfrutas de una taza de té.

El término mindfulness podría traducirse como “atención plena en el aquí y ahora”; en aquello que se está haciendo o sintiendo, sin hacer autocrítica ni juicios de valorMindfulness es el momento presente, sin reproches o añoranzas del pasado ni pensamientos del futuro.


¿ Ponemos mejor un ejemplo?


Imagina que te encuentras en una hermosa cala una tarde de verano ante una puesta de sol espectacular. Podrías estar pensando sobre acciones pasadas, errores cometidos, momentos que echas de menos o estar planificando en tu cabeza todas las tareas que te quedan por hacer esa semana. Sin embargo, podrías estar disfrutando de ese momento concreto, centrado en disfrutar de la puesta de sol, admirar sus colores, percibir los cambios de luz, oír el murmuro de las olas y notar el sabor del mar en tus labios. Así estarías centrando tu atención plena en el “aquí y ahora”

Conoce 3 beneficios del mindfulness

1 Técnica antiestrés

¿Sabías que al mindfulnessse le atribuyen, además, beneficios como técnica complementaria en tratamientos del estrés, la ansiedad y el dolor crónico?

2 Ayuda a tu concentración

El mindfulness puede apoyar la concentraciónla memoriala flexibilidad mental, por lo que no solo puede hacerte sentir bien a nivel personal, sino que también es interesante a nivel académico y profesional.

3 Apoyo en dietas

Otro beneficio se encuentra en dietas de adelgazamiento. Estamos hablando del mindful eating, una herramienta eficaz para ayudar a minimizar la ansiedad en personas que tienen que seguir una dieta y les cuesta adaptarse. Esta técnica consiste en tomar conciencia plena del acto completo de comer, es decir, de masticar, saborear, oler, discernir las texturas de los alimentos, etc.

También se debe percibir como nuestro estómago se va llenando, mientras valoramos nuestra saciedad tanto física como emocional. Esta conciencia plena de nuestro deseo de comer puede ayudar a seguir con éxito un plan dietético recomendado por un profesional, pues contribuye a evitar las tentaciones, controlar nuestra saciedad y a sentirnos más a gusto con nuestra alimentación y a disfrutarla con todos los sentidos.

¿Por dónde empezar? 3 ejercicios para iniciarte en el mindfulness

que es el mindfulness creativo

1 Mindfulness creativo 

Si te cuesta desconectar o a concentrarte en ciertas acciones a tales niveles, hay técnicas como el “mindfulness creativo”. ¿En qué consiste? Seguro que recuerdas aquellos libros de colorear de cuando eras pequeño, o de los clásicos mándalas que coloreabas en clase de arte. Ahora puedes encontrar fácilmente libros para colorear para adultos, pensados para liberar estrés.

Estarás realizando una actividad creativa, lo que te ayudará a concentrarte en una única acción y te irás liberando de otros pensamientos pasados y futuros. También te ayudará a mejorar tu paciencia y capacidad de concentración, pues rellenar un mandala lleva su tiempo, además de trabajar tu lado más creativo.

2 Ejercicio básico de meditación: 10 minutos al día

Para iniciarte en la técnica de la atención plena, sólo te harán falta unos pocos minutos al día. Eso sí, deberás se constante y paciente para poder notar los beneficios del mindfulness: Tienes que comprometerte a desconectar durante unos minutos.

Empieza meditado cada día unos 10-15 minutos. ¿Cómo?

Encuentra un lugar o un espacio, en el que puedas estar en silencio, sin posibles distracciones.

→ Siéntate con la columna recta, los hombros caídos, las piernas cruzadas y las manos apoyadas sobre ellas.

→ Cierra los ojos y realiza respiraciones profundas

En este momento es muy probable que estés pensando en un sinfín de cosas: recados, los hijos, facturas, la compra de la semana, un trabajo que tienes que entregar, etc.

Procura desaferrarte de todos estos pensamientos. Para hacerlo, puedes concentrarte en tu respiración, por ejemplo. Durante este ritual, no te juzgues en lo que has hecho, ni en lo que aún has hecho. No hay buenas ni malas acciones. Libérate de pensamientos que te impidan tomar conciencia de ti, de tu cuerpo, de cómo el aire entra por tu nariz y realiza todo el recorrido hasta ser expulsado por la boca.


Sólo existes tú en ese momento


3 Mindfulness durante las comidas

Otro ejercicio sencillo asociado a la alimentación que puedes hacer en casa es prestar esta atención plena a tu comida. Recuerda sentarte en una postura cómoda con la espalda recta. Antes de empezar a comer, debes observar atentamente qué hay en el plato. Presta atención a los colores, las texturas, a la presentación, la cantidad, etc. Con el primer bocado, mastica lentamente para que te dé tiempo a percibir los diferentes matices. Sobre todo, no tengas prisa. Disfruta de tu momento.

¿Ya te ha quedado claro cómo iniciarte en el mindfulness?

¡Ahora pon en práctica esta técnica anti estrés y mímate cada día!

Échale un vistazo