¿Qué es el CrossFit?

Te contamos qué es el crossfit, sus beneficios y ejercicios básicos.

02/06/2017

¿Estás buscando un ejercicio completo con el que trabajar tanto la resistencia como la fuerza física? Para entrenar ambos aspectos es recomendable seguir rutinas de ejercicio combinadas y precisamente esto es lo que es el Crossfit: una serie de rutinas de movimientos funcionales constantemente variados, ejecutados a una intensidad alta.

Este tipo de ejercicio nació en Estados Unidos de la mano del ex gimnasta Greg Glassman y en tan sólo poco más de una década se ha conseguido consolidar como una actividad deportiva más, ganando popularidad también en otros países y continentes.

¿A qué se debe su rápida expansión? Una de las causas es el hecho de que sus ejercicios, variados y cambiantes, están basados en actividades que realizamos diariamente sin darnos cuenta de que también son ejercicio físico, como, por ejemplo, saltar, levantar pesos, hacer sentadillas al agacharnos, empujar, etc. Naturalmente, en el CrossFit, todas estas actividades cotidianas se realizan a alta intensidad y de forma constantemente variada.

Otro punto a favor del CrossFit es su naturaleza funcional. Se basa en movimientos compuestos en el que están involucradas varias articulaciones, lo que dista de los ejercicios típicos de un gimnasio tradicional, en los que se suele trabajar un músculo o un único grupo muscular.

Las clases de CrossFit son, por lo general, de una hora de duración y en ella se realizan ejercicios de calentamiento, desarrollo de habilidades, una sección de alta intensidad, y, por último, pero no por ello menos importante ¡los estiramientos!

¿Qué beneficios te aporta el CrossFit?

El CrossFit es una modalidad muy beneficiosa, ya que se trata de una de las actividades deportivas más completas que trabaja de una forma variada no monótona las diez grandes áreas físicas principales: resistencia muscular y cardiorrespiratoria, coordinación, flexibilidad, resistencia, equilibrio, agilidad, potencia, velocidad y precisión.

Por lo tanto, es un ejercicio que trabaja todas las capacidades físicas, además lo hace un complemento perfecto para personas que realicen otra modalidad deportiva y quieran mejorar su condición.

¿Quién puede practicar CrossFit?

¿Significa esto que el CrossFit está pensado únicamente para deportistas? Rotundamente NO. Es cierto que el CrossFit, debido a la efectividad que ha demostrado como método de preparación física, se ha implementado en academias militares, cuerpos de policía y en programas de acondicionamiento y entrenamientos de fuerza estándar para deportistas de élite, pero hoy en día, se ha extendido a todos los sectores.

El CrossFit es un programa elaborado para que pueda adaptarse fácilmente a diversos niveles, convirtiéndose así, en el entrenamiento idóneo para cualquier persona con motivación para practicar deporte, independientemente de sus capacidades físicas, experiencia, sexo o edad.

Así pues, una persona de edad avanzada o con problemas cardiovasculares, también puede realizar CrossFit, ya que la clave reside en trabajar con niveles de intensidad adaptados a cada persona, según sus necesidades. ¡Incluso puedes apuntarte a sesiones de CrossFit aunque seas nuevo en el gimnasio! Lo importante es adaptar los tiempos, repeticiones, pesos, etc., de tu programa para que te sientas cómodo e ir aumentando la intensidad paulatinamente.

Si eres deportista y quieres mejorar tu condición física, como ya hemos comentado, el CrossFit es un aliado perfecto para sacar el máximo partido a tu rendimiento, pues te ayudará a mejorar tu fondo físico.

3 ejercicios básicos de CrossFit

Hay varios ejercicios que seguro conoces o has hecho ya en el gimnasio y que quizás no sabías que son típicos del CrossFit.

¿Sabes qué más tienen de positivo estos ejercicios? ¡Que los puedes realizar cómodamente en tu casa, sin necesidad de ir al gimnasio o de comprar equipamiento especializado! Si quieres ver cómo realizar estos ejercicios de forma exacta, echa un vistazo al vídeo:

  • Jumping Jacks

Como su nombre indica, en este ejercicio se tiene que saltar, separando y flexionando las rodillas al mismo tiempo que alzas y juntas los brazos. Si es tu primera vez, te recomendamos que hagas 10 repeticiones.

Es un ejercicio clave para trabajar las piernas, sobre todo los gemelos, aunque también estás ejercitando los músculos de las nalgas (abductores), y los músculos internos de los muslos (aductores). Además, también ayudan a fortalecer los músculos de los pies.

Los brazos también trabajan en los jumping jacks, por lo que estarás ejercitando deltoides, tríceps e incluso la musculatura de los hombros y pecho.

Además, mejorarás tu coordinación y equilibrio.

  • Squat (sentadilla)

El Squat se basa en el movimiento que se realiza al agacharnos para recoger algo del suelo, eso sí, flexionando las rodillas y bajando hasta formar un ángulo de 90º con la parte superior del cuerpo recta.

Es importante separar las piernas un poco más de la amplitud de las caderas y con la punta de los pies hacia fuera. Prueba a realizar 15 repeticiones asegurándote cumplir con la técnica.

Las sentadillas son un ejercicio perfecto para reafirmar los músculos de los glúteos, además de utilizar cuádriceps, los músculos flexores de la pierna traseros y los músculos de las caderas asociados, y los dos gemelos. Además, los squats también te ayudan a trabajar los músculos del tronco, los abdominales y los lumbares.

  • Plank (Plancha)

A diferencia de los jumping jacks y los squats, el “plank” es un tipo de ejercicio estático, cuyo objetivo es mantener el cuerpo en posición correcta, sin hacer un movimiento especifico. La clave es mantener la espalda recta y contraer la abdominal, creando con tu cuerpo una plancha.

Para realizarlo puedes apoyarte con los codos flexionados o con los brazos completamente estirados, y con la punta de los pies. Para empezar, puedes probar de mantener la posición 2 minutos e ir incrementando el tiempo poco a poco. Lo importante es realizar el ejercicio de forma constante.

Con el plank estarás tonificando los músculos de los glúteos y de las piernas y fortificando la espalda, hombros y cuello, lo que lo convierte en un ejercicio muy completo.

¿Hemos respondido a tus preguntas acerca del CrossFit? Si has decidido empezar a realizarlo, asegúrate de hacerlo en las mejores condiciones físicas y siguiendo una alimentación equilibrada que te ayude a aguantar la exigencia física de tu programa de entrenamiento.  Si quieres orientación para mejorar tu alimentación, puedes descargarte tu menú equilibrado semanal  y no dudes en consultar tus dudas sobre nutrición con nuestros expertos a través del chat online.

Échale un vistazo